El camino ejemplar, luminoso y trágico de una pareja de ruandeses, Daprhose y Cyprien Rugamba, es presentado en un documental original, coproducido por SAJE y KTO. KTOmag  nos  permitió reproducir aquí la entrevista de Hubert de Torcy, director de SAJE y productor.

Que historia cuenta esta nueva película «J’entrerai au ciel en dansant ? » (Entraré al cielo bailando)

Este documental, realizado por Francois Lespés, cuenta la vida de Cyprien y Daphrose Rugamba, aquella pareja de ruandeses que fue asesinada junto con seis de sus diez hijos el primer día del genocido  de Ruanda en 1994.  La Iglesia católica ha abierto su proceso de beatificación en septiembre de 2015.

¿Que le llama la atención particularmente de esta historia ?.

Cyprien y Daphrose fueron asesinados después de una noche de oración. Ellos sabían que sus vidas estaban en peligro. El martirio que ellos vivieron es evidentemente impresionante. Pero más allá de ese fin trágico, su camino es muy asombroso.  Cyprien era una personalidad brillante. Además de ser un artista célebre, hacía una bonita carrera en la administración. Antes de la conversión de su marido, Daphrose sufría mucho en su vida de pareja toda suerte de pruebas. Ella había perdido un hijo y fue repudiada por Cyprien, cuya infidelidad era conocida por todos. Dpahrose vivió todo ello en oración. Ella también perdonó mucho, hasta acoger como propio a un hijo de Cyprian nacido fuera del matrimonio.   Después de su encuentro con Dios, Cyprian quiso recuperar el tiempo perdido: su conversión fue radical. Se convirtieron en una pareja de vida ejemplar, dando muchos frutos, especialmente ayudando a los niños de las calles y a las parejas en crisis.

¿Por qué esta película hoy?

Pienso que esta película hablará mucho a las parejas que pasan pruebas en su vida conyugal y que podrá darles una esperanza.  Con Dios nada está perdido. Los Rugamba son también verdaderos apóstoles del perdón y de la paz y nuestro mundo tiene necesidad de testimonios como el de ellos.

¿Dónde está el Emmanuel en África y cuál ha sido su aporte?.

Hay 2400 miembros de la Comunidad del Emmanuel en toda África. Con cerca de 1200 miembros, Ruanda es, en el mundo, el segundo país más numeroso, después de Francia. Hay numerosas familias, sacerdotes y consagrados en el celibato para el Reino. Es un ejemplo sorprendente de inculturación exitosa de las gracias comunitarias. La comunidad no deja de crecer en Burundi, país limítrofe con Ruanda, que conoce tensiones políticas y divisiones muy similares a las que vivió este último. Tal fecundidad se sale de la norma y muchos atribuyen a Cyprien y a Daphrose, que fundaron la comunidad Emmanuel en Ruanda, y procuraron hasta el final que los miembros de la Comunidad permanecieran unidos:  “no tenemos que un solo partido y es el de Jesús”, decía Cyprien.  Su vida da lustro a aquel adagio que dice:  “La sangre de mártires es semilla de cristianos”.

Autor: La redacción. 

Leer también

Casa San José de Salvador de Bahía. Un año de crecimiento

Ha finalizado el año académico para la Casa San José de Salvador de Bahía, Brasil. Fue un tiempo muy fructífero en el cual se conformó institucionalmente la casa: el 22 de octubre , Mons. Murilo Krieger, Arzobispo de Salvador, firmó