Una Casa de Formación Sacerdotal para América Latina

Los jóvenes de América Latina que desean discernir sobre su vocación sacerdotal en la Comunidad del Emmanuel pueden desde ahora hacerlo en la Casa San José, que acaba de abrir sus puertas en Salvador de Bahía, Brasil.

La Comunidad del Emmanuel tiene una larga experiencia de formación sacerdotal con la Casa San José en Namur en Bélgica y en Abiyán en Costa de Marfil.  Una Casa San José nació el 22 de febrero de 2018 en Salvador de Bahía, Brasil para los candidatos de América Latina. Su vocación es acoger las vocaciones sacerdotales de América Latina para proponer un discernimiento serio en el año llamado “Año San José” y una formación sacerdotal conforme a las exigencias de la Iglesia y de la norma de formación de los estatutos de la Asociación Clerical  de la Comunidad del Emmanuel.

Especificidad

Su nombre es Casa San José. Ella reúne los propedéuticos y seminaristas de la zona de América Latina (América Central, América del Sur y caribe hispanoparlante) miembros de la Comunidad del Emmanuel para el servicio de la Iglesia en ese continente.  La lengua oficial es el portugués, pero también hay algunas enseñanzas en español y además imparte cursos de francés a sus estudiantes,  que les permitan vivir en comunión concreta con los otros seminaristas y sacerdotes de la comunidad, en su mayoría francoparlantes. Las clases comienzan en febrero y terminan en diciembre. Próxima de la Escuela de Evangelización del Emmanuel (ESM Salvador) y de la Universidad Católica de Salvador, de las cuales dos sacerdotes de la comunidad son profesores, la Casa San José se beneficia de un dinamismo misionero y de buenos profesores.

Numerosos desafíos

El primero es responder al llamado del Señor en la Iglesia latinoamericana con sus propios desafíos y en el carisma del Emmanuel. Algunos de estos desafíos son:  el auge de la secularización, las injusticias sociales (América Latina es una de las regiones más desiguales del mundo),  el aumento de la diversidad religiosa, especialmente de iglesias cristianas pentecostales y sectas de diverso tipo.

El segundo es consolidar el camino vocacional en América Latina a fin de dar más oportunidades y mayores medios a los jóvenes para responder a la vocación sacerdotal. El camino comienza por la vía de la maisonnée (fraternidad) en las comunidades locales del Emmanuel, luego pasa por el Camino del “Cura de Ars” que dura nueve meses y que tiene en 2018 seis participantes. También, por la Escuela de Misión ESM de Salvador (diez estudiantes en 2018) y el Año San José.  El tercer reto es lograr una justa autonomía financiera de la casa con la ayuda de la Comunidad del Emmanuel establecida en los distintos países del continente latinoamericano.

Esperanza

La Esperanza es la principal virtud que caracteriza Casa San José en Brasil, frente a sus similares de Bélgica y Costa de Marfil.  La Casa San José inicio el 22 de febrero 2018, en la fiesta de la Cátedra de San Pedro, con mucha alegría y entusiasmo. Llevados por la gracia de Dios, una buena fraternidad sacerdotal de tres sacerdotes y una dinámica Comunidad del Emmanuel local, se espera ver crecer el número de estudiantes de la  Casa San José en 2019,  con la bendición del Papa que vendrá a  la Jornada Mundial de la Juventud de Panamá.

El equipo de la Casa San José es sólido y manifiesta la comunión de los estados de vida con dos sacerdotes y tres miembros de la Comunidad del Emmanuel: una soltera y una familia.

El proyecto es animado y apoyado por la Iglesia local, especialmente por la Arquidiócesis de Salvador, primada de Brasil, que no solamente acoge sino además sostiene la casa de formación sacerdotal, estando dispuesta a incardinar a eventuales candidatos al sacerdocio. “Este proyecto es una nueva esperanza para la formación de nuestros sacerdotes en el seminario interdiocesano” dijo Dom Gilson, obispo auxiliar de Salvador encargado de la formación sacerdotal.

Para concluir citamos una significativa frase del Papa Francisco a los obispos de Brasil después de la JMJ de Río de Janeiro, en 2013:

“Queridos hermanos en el episcopado: hay que tener el valor de revisar a fondo las estructuras de formación y preparación del clero y del laicado de la Iglesia. No es suficiente una vaga prioridad de formación, ni los documentos o las reuniones. Hace falta la sabiduría práctica”


Para saber más

El Año San José es un tiempo de reflexión y de escucha divina para todos aquellos que se sienten llamados al sacerdocio. Es un año de formación espiritual en el cual los jóvenes llamados en la Comunidad del Emmanuel son acompañados en su discernimiento. Ellos reciben los medios para discernir su vocación sacerdotal en un clima de oración y de formación. El Año San José propone una formación humana, espiritual, intelectual y comunitaria, para fortalecer el discernimiento a la vida sacerdotal en la Comunidad del Emmanuel. Después, la formación continua en colaboración con la Universidad Católica de Salvador.

¿Te sientes cuestionado frente a un posible llamado a vida sacerdotal en la Comunidad del Emmanuel? Contacta al responsable del servicio de vocaciones de la Comunidad del Emmanuel en América Latina:

pbro. Xavier Bizard.

Email:  xavierbizard@gmail.com

Tel: +55 (71) 98660-4480.

Consulta además: