Nueva Casa de formación de seminaristas en América Latina

La Comunidad del Emmanuel se complace en anunciar el nacimiento de una Casa San José – casa de formación de seminaristas – en Salvador de Bahía, Brasil,  para toda  América Latina.

Después de abrir una Casa San José en Bélgica en 1995, que ha formado más de 100 sacerdotes, otra casa  abrió  sus puertas en el año 2005 para las comunidades de África y ha  recibido a  40 seminaristas.
Hoy en día, sentimos que el tiempo llegó para embarcarse en esta aventura en América Latina. Este proyecto está llevando a cabo uno de las intuiciones fundadoras de Pierre Goursat concernientes a la Comunidad: Pierre había entendido bien, de acuerdo con el Concilio Vaticano II, que la renovación de toda la Iglesia, pasa particularmente a través de la renovación del sacerdocio ministerial: «Conociendo muy bien el Santo Concilio que la anhelada renovación de toda la Iglesia depende en gran parte del ministerio de los sacerdotes, animado por el espíritu de Cristo, proclama la grandísima importancia de la formación sacerdotal. »

Las exigencias para la formación de los sacerdotes en América Latina son importantes y desafiantes. El arzobispo de Salvador de Bahía, Mons. Murilo Krieger, vicepresidente de la Conferencia de Obispos de Brasil (CNBB)  ha dado gustosa bienvenida a este proyecto y, con su obispo auxiliar encargado de la formación, Mons. Gilson, ve como “una esperanza ” de mejorar la formación de los sacerdotes diocesanos en Bahía… aunque pequeños como somos, asumiremos esta llamada del Señor y de la Iglesia.

¿Cual es el proceso  a seguir para ingresar a la Casa San José?

El proceso  lo ha discernido la  Comunidad durante varios años  y consiste en lo siguiente:

  1. La vida en  en maisonnée
  2. Camino y discernimiento a distancia con el acompañamiento de un sacerdote de la Comunidad (Camino del Cura de Ars)
  3.  Participar en la  ESM Salvador para fortalecer una base humana, espiritual, comunitaria y misionera de los jóvenes en el carisma de la Comunidad.
  4.  Ingreso a la Casa San José (año propedéutico o año San José) que profundiza la vida espiritual y el discernimiento sacerdotal en la Comunidad antes de la entrar en formación como seminarista.