Vida consagrada masculina

“Hermano de todos” : Vivir como hombre consagrado en la Comunidad del Emmanuel

En el seno de la Comunidad del Emmanuel, los hombres son llamados por Dios a darse enteramente a Él en el celibato consagrado.

Saciados por Cristo, ellos viven con El una amistad fuerte y profunda que los lleva a escoger el celibato que Jesús El mismo vivió, para  estar sin cesar a su lado, hasta convertirse en sus amigos íntimos y sus compañeros.  Amigos del Esposo, entran en el deseo ardiente de Cristo que quiere que todos los hombres se salven. Animados por el Espíritu Santo, anclados en la oración de adoración, ellos quieren dar testimonio a cada quien que Dios es nuestro Padre.

Laicos inmersos en la sociedad, su manera de vivir es tan simple que  no los distingue en nada de sus contemporáneos. En todos los dominios de su existencia, especialmente su trabajo, son llamados a convertirse en hermanos de todos y a manifestar así la proximidad de Dios y su bondad por todos los hombres.

Por la escogencia positiva del celibato a semejanza de Cristo, los consagrados enseñan que Dios es suficiente para llenar el corazón de un hombre y que el Reino de Dios buscado está ya en medio de nosotros.

“Estar en el Corazón del mundo me permite encontrar a personas que no conocían a Dios pero que tenían una gran sed de amor. Trabajar, pero también escuchar, estar atento a los sufrimientos de las personas que nos rodean es el corazón de nuestra vocación”
Bernard Michat, hermano consagrado (Francia)
Bernard Michat, hermano consagrado (Francia)
Lea su testimonio aquí:


para saber más

Contacta a:

Bernard MICHAT

Responsable de las vocaciones para hombres consagrados en el Celibato

Tel: +33 6 88 18 68 77

Francia

Ó también: 

P. Xavier BIZARD

Responsable de vocaciones a la vida sacerdotal en América Latina

Tel: +55 7186604480

Email: xavierbizard@gmail.com

Salvador de Bahía, Brasil.