Misiones ESM

Un tercio de nuestro tiempo es vivido en misión de compasión y de evangelización

 1. Compasión para experimentar el amor y la caridad con los más necesitados

En el hospital, con los enfermos

Con adolescentes embarazadas participantes del proyecto “Sueño de Madre”

Con los niños del barrio, en un programa de refuerzo escolar

“Sin duda, el refuerzo escolar fue una de las cosas más lindas que pude experimentar; los niños me llenan de alegría, saber que ellos, a pesar de las grandes dificultades que pasan con sus familias, siempre tienen una sonrisa en el rostro en cada momento, me llena de fuerza y sobre todo, de alegría, para servirles con amor”.

Kassandra – Nicaragua

 

“En 2014 fuí invitado a hacer parte de la ESM Salvador. Acepté dar ese tiempo para crecer como persona y vivir una experiencia más profunda del amor de Dios y del prójimo. Lo que más me impactó de esa experiencia, fueron las misiones en el Hospital “Hermana Dulce”, donde pasamos una mañana y una tarde de cada semana conversando y dando atención a los enfermos del sector de geriatría (ancianos). Solo puedo agradecer por tener la oportunidad de participar en este bello proyecto que con certeza cambió mi vida completamente”.

Bruno, 19 años. Porto Alegre, Brasil.

2.   Evangelización para transmitir la  alegría de ser discípulos de Jesús

 

En los colegios, a través de testimonios, alabanzas, teatro, catequesis

En el interior del nordeste brasileño, anunciando el evangelio en las casas, animaciones y teatro.

En los centros comerciales de Bahía