¿Llamado a ser sacerdote?

La Comunidad del Emmanuel propone tres etapas de maduración de una vocación al sacerdocio o a la vida consagrada :

1-La primera etapa es estar disponible al proyecto de Dios.

  • La persona recibe medios para aprender a dejarse conducir por el Espíritu Santo y a  abrirse a una mayor disponibilidad al proyecto de Dios en su vida:
  • La oración cotidiana; la misa de los domingos y, cuando fuese posible durante la semana; confesión mensual
  • La vida comunitaria en Fraternidad (maisonée) y un fin de semana al mes
  • Acompañamiento personal con un sacerdote del Emmanuel
  • Un retiro, “Renacer”, u otro
  • Una experiencia de misión con personas pobres
  • Una propuesta de una experiencia de vida comunitaria con sacerdotes del Emmanuel

2-La segunda etapa es un tiempo de búsqueda y de discernimiento.

Se trata de dar medios para avanzar y para discernir. Esos medios son habitualmente propuestos separadamente para el sacerdocio y la vida consagrada masculina. Entre los medios propuestos para el sacerdocio, está el acompañamiento con un sacerdote de la Comunidad y tener experiencia de vida comunitaria. Para la vida consagrada, la fidelidad a la vida comunitaria y la atención del responsable de sector son esenciales. La formación a la misión con la Escuela de Misión de Salvador (ESM) y el Ciclo del Cura de Ars para el sacerdocio son etapas esenciales.

Se trata de un ciclo de encuentros realizados de forma periódica para aquellos que deseen reflexionar sobre su vocación. Está dirigido a los hombres de 18 a 30 años:

  • Que toman de forma seria la pregunta sobre la vocación, aún si no han entendido el llamado específico.
  • Que desean hacerse disponibles  al llamado de Dios.
  • Que están dispuestos a realizar un discernimiento durante un período de algunos meses, sin dejar sus estudios o trabajo.

El ciclo permite crecer en libertad y tomar decisiones.

Hay nueve encuentros a distancia con formación y compartir y también un acompañamiento personal con un sacerdote de la Comunidad del Emmanuel.

3-La tercera etapa es la de la decisión que hace público el discernimiento.

El joven en camino para el sacerdocio comienza un año propedéutico, preparatorio (oración, formación y discernimiento) en las casas “San José” de Salvador de Bahía (Brasil),   Namur (Bélgica) Abiyán (Costa de Marfil).  El joven cuya vocación a la vida consagrada se confirma, entra en una etapa de acogida en la vida consagrada.

Escuela de Misión (ESM Salvador)

Una Emmanuel School of Mission (ESM) tiene como objetivos formar y enseñar a dar testimonio de la fe. La Escuela es un excelente lugar de crecimiento y de discernimiento espiritual, una roca fundante para la vida. Si quiere saber más haz clic aquí:  

P. Fabricio

“Después de dos años de misión en Senegal, la pregunta del sacerdocio me inquietaba y yo estaba dispuesto a hacer la voluntad de Dios.  Sin embargo, vivía este llamado como una restricción, de manera que entré en el Año San José con la idea de arreglar este problema. Al comienzo, me sentía como un león en una jaula. Yo estaba habituado a otro ritmo de vida… De temperamento activo, yo quería hacer de todo. Ese año me ayudó a sumergirme en el Ser más que en el Hacer.  Y me hice varias preguntas: ¿Dios quiere en verdad que yo sea sacerdote?. ¿Si soy sacerdote, seré feliz?. ¿Puedo verdaderamente confiar en Dios hasta el final?.  Así, en el curso de ese año, varios eventos concretos me mostraron que Dios me quería enteramente a su servicio, y al mismo tiempo, El me dejaba ser totalmente libre para responderle. El Año San José consolidó mi vocación, me estructuró y me permitió integrar los fundamentos de mi vida sacerdotal.  Gracias a la vida fraterna en maisonnée (reunión en  hogares) compartida con otros hermanos muy distintos entre sí, experimenté que Dios tiene la capacidad de hacernos vivir juntos como hermanos y hermanas, más allá de nuestras diferencias. Este año propedéutico da a los jóvenes los medios de escoger la santidad y de reflexionar intensamente  sobre la pregunta del llamado sacerdotal  Allí aprendí a adquirir ese don: el don del sacerdocio“.

Para más información y contacto:

Pbro. Xavier Bizard  xavierbizard@gmail.com

Salvador de Bahía, Brasil.