El Instituto Universitario Pierre Goursat (IUPG) al servicio de la evangelización de la inteligencia

Con ocasión  de la elección de Olivier Bonnewin como nuevo presidente del Instituto Universitario Pierre Goursat (IUPG) en abril de este año, Laurent Landete nos presenta qué es el IUPG y los desafíos del trabajo universitario para la comunidad del Emmanuel

¿Por qué se fundó el IUPG? ¿Cuál era el contexto de su origen?. ¿Cuál fue la intuición inicial?

El IUPG nació con una doble intención: evangelizar la inteligencia y crear instituciones universitarias católicas en un mundo donde la fe está cada vez más relegada a la esfera privada.  Históricamente las instituciones universitarias nacieron del trabajo de la Iglesia Católica. Es interesante resaltar que las palabras “universidad” y “católica” significan ambas “Universal”. No  fue entonces por azar que la Iglesia fundara  las primeras universidades.  Puede decirse que eso hace parte de su ADN.

¿Cuál ha sido el trabajo del IUPG hasta hoy?

En primer lugar, e IUPG está comprometido en el estudio de diferentes temas gracias a su consejo científico, compuesto por unos 15 miembros universitarios del Emmanuel.  Ellos están inmersos no solo en el mundo de la filosofía y de la teología, sino igualmente  en las ciencias humanas y las ciencias básicas.

En segundo lugar, el IUPG está comprometido en distintas acciones “de terreno”. Así, con otros servicios de la Comunidad del Emmanuel, ha creado residencias universitarias para estudiantes (por ej. en Rennes, en la Roche sur Yon, en Francia o en Lovaina la Nueva en Bélgica).  Esas casas se inspiran en los Colegios de la Edad Media, donde los estudiantes  y los profesores vivían y trabajaban juntos.  Para nosotros se trata de acompañar la formación intelectual y también proponer en paralelo una formación de la inteligencia y de la fe.

En tercer lugar, El IUPG ha organizado cada año un encuentro universitario especialmente destinado a los doctorandos y a los jóvenes doctores. Este año, este encuentro tuvo  lugar en Burdeos bajo el tema de la antropología en la era digital.

El IUPG ha sido  también la columna vertebral de diferentes coloquios sobre la teoría de Género, por ejemplo, o sobre la eclesiología de comunión.

¿Cuáles son los retos del trabajo universitario para la Comunidad del Emmanuel?

Lo retos son principalmente misioneros. Para comenzar quiero resaltar que providencialmente hay un gran número de universitarios de distintas disciplinas en la Comunidad del Emmanuel. Pienso que no es por azar que una comunidad con vocación misionera reúna a numerosos intelectuales. Y es que hoy día uno de los grandes desafíos que debemos afrontar es el de la evangelización de la inteligencia. En el pasado había una suerte de alianza entre la razón de la fe y la comprensión del mundo. Desde el siglo XVIII se ha generado principalmente una oposición  o en todo caso una separación entre razón y fe.  Creo que los cristianos universitarios tienen un rol que jugar en lo que lo llamo una Reconciliación de la razón con la fe. Estas no se oponen,  al contrario, se complementan; la una llama  a la otra. Este trabajo es esencial para la evangelización de nuestros contemporáneos. Es por eso que la Comunidad del Emmanuel se ha introducido en el mundo universitario y quiere hacerlo con más fuerza en el futuro.

¿Qué esperas del IUPG en los años venideros?

Como usted sabe, yo termino mi tercer mandato como Moderador General de la Comunidad del Emmanuel. Será mi sucesor quien continuará el trabajo que yo mismo heredé de mi predecesor, Dominique Vermersch. Mi esperanza es que el IUPG continúa en la dirección que he señalado y puede ser que nazcan nuevas obras, como las universidades “de verano” o un año de preparación a los estudios superiores.

¿Qué vínculos ves con los otros servicios de la Comunidad del Emmanuel, especialmente con los de formación?

El IUPG es un recurso del cual los distintos servicios de la Comunidad pueden servirse. Así, por ejemplo, el coloquio sobre la eclesiología de comunión  ha sido organizado por el IUPG a partir de una solicitud que vino del Consejo de la Comunidad. El trabajo sobre Género interesaba a Amor y Verdad y a Fidesco.

¿Cómo la Comunidad del Emmanuel está llamada a servir y a proponer en el mundo universitario?. ¿La Comunidad ha pensado en fundar una Universidad del Emmanuel?.

Es difícil para mí responder a la pregunta del “cómo”. Estoy personalmente convencido que el Emmanuel debe introducirse en el mundo universitario porque es un desafío misionero capital de nuestro tiempo.  El nuevo  responsable del IUPG deberá verificar la validez de esto.  Quisiera solamente señalar un punto que me parece importante:  la historia nos muestra que solamente las comunidades que se han introducido en el mundo universitario han sido capaces de permanecer en el tiempo. No es por azar. Y puede ser que sea un llamado que el Señor nos esté haciendo.